¿Qué son las placas solares y cómo funcionan?

Energía solar

Al capturar la energía del sol y convertirla en electricidad para su hogar o negocio, la energía solar es una solución clave para combatir la actual crisis climática y reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles.

Nuestro sol es un reactor nuclear natural. Libera diminutos paquetes de energía llamados fotones, que recorren los 93 millones de kilómetros que separan el sol de la Tierra en unos 8,5 minutos. Cada hora, suficientes fotones impactan en nuestro planeta para generar suficiente energía solar como para, en teoría, satisfacer las necesidades energéticas mundiales de todo un año.

En la actualidad, la energía fotovoltaica representa sólo cinco décimas del 1% de la energía consumida en Estados Unidos. Pero la tecnología solar está mejorando y el coste de la energía solar está bajando rápidamente, por lo que nuestra capacidad de aprovechar la abundancia de energía del sol está en aumento.

En 2017, la Agencia Internacional de la Energía mostró que la energía solar se había convertido en la fuente de energía de más rápido crecimiento en el mundo – marcando la primera vez que el crecimiento de la energía solar había superado el de todos los demás combustibles. Desde entonces, la energía solar ha seguido creciendo y batiendo récords en todo el mundo.

Cómo funciona la energía solar paso a paso

En todo el mundo, actualmente sólo utilizamos una décima parte de ese potencial total para nuestro (1) consumo de energía. Dado que el sol es una fuente de energía tan potente y renovable, aprovechar su increíble poder tiene sentido.

Lee más  Centrales solares en españa

Cada panel solar fotovoltaico (FV) está formado por una serie de células solares conectadas. Cuando el sol brilla, los paneles solares absorben la luz, y el silicio y los conductores del panel convierten esta luz en electricidad de corriente continua. Ésta llega a un inversor, que convierte la electricidad de CC en electricidad de CA (corriente alterna), la cual está disponible para su uso en el hogar.

Los sistemas de paneles solares suelen instalarse “conectados a la red”. Esto significa que si los paneles solares producen más electricidad de la que se consume en ese momento, el exceso de energía se devuelve a la red. Y si necesita más energía, su casa seguirá tomando electricidad de la red.

Sin embargo, hay una serie de opciones de almacenamiento en baterías que permiten almacenar el exceso de energía solar para su uso posterior. El coste de las baterías sigue siendo relativamente alto, por lo que no es rentable para la mayoría de los hogares, pero es un mercado emergente que se está desarrollando rápidamente.

Qué es la energía solar

Un panel de células solares, panel eléctrico solar, módulo fotovoltaico (PV) o panel solar es un conjunto de células fotovoltaicas montadas en un marco para su instalación. Los paneles solares utilizan la luz solar como fuente de energía para generar electricidad de corriente continua. Un conjunto de módulos fotovoltaicos se denomina panel fotovoltaico, y un sistema de paneles fotovoltaicos se denomina conjunto. Los conjuntos de un sistema fotovoltaico suministran electricidad solar a los equipos eléctricos.

La observación de Becquerel no volvió a repetirse hasta 1873, cuando Willoughby Smith descubrió que la carga podía ser causada por la luz que incidía en el selenio. Tras este descubrimiento, William Grylls Adams y Richard Evans Day publicaron en 1876 “La acción de la luz sobre el selenio”, describiendo el experimento que utilizaron para replicar los resultados de Smith[1][3].

Lee más  ¿Cuánto cuesta poner placas solares en una vivienda unifamiliar?

En 1881, Charles Fritts creó el primer panel solar comercial, del que informó que era “continuo, constante y de fuerza considerable no sólo por la exposición a la luz del sol, sino también a la luz del día tenue y difusa”[4] Sin embargo, estos paneles solares eran muy poco eficientes, especialmente en comparación con las centrales eléctricas de carbón.

Cómo funcionan los paneles solares

ShareApuesto a que ha oído y leído muchas veces sobre los paneles solares, pero todavía se pregunta qué son y cómo funcionan en la práctica.  Este blog le ofrece la definición básica de los paneles solares y le proporciona una demostración visual de la ciencia que hay detrás de la tecnología de los paneles solares.

Los paneles solares, también denominados paneles fotovoltaicos, se construyen a partir de un gran número de células solares individuales, también llamadas células fotovoltaicas. Cuanto mayor sea el número de células solares, más eficaz será la funcionalidad del panel solar. Lo principal que hay que saber sobre los paneles solares es que absorben la luz del sol y la convierten en energía que puede utilizarse para muchas aplicaciones diferentes (alumbrado público, sistemas de calefacción, instalaciones de máquinas, carga de teléfonos, cámaras, señalización y muchos otros dispositivos que funcionan con energía). La energía generada se almacena en baterías solares especiales para su uso en momentos oportunos o se inyecta directamente en la red.

A medida que aumenta la cantidad de luz solar que llega a la superficie de los paneles solares, aumenta proporcionalmente la producción de electricidad de los mismos. Los paneles solares funcionan con mayor eficacia cuando están expuestos directamente a la luz solar. Se instalan o se montan hacia el cielo en el ángulo más adecuado en función de su ubicación, que suele ser en la superficie de los tejados de los edificios o en la parte superior de los postes de alumbrado público.