La energía solar es renovable o no renovable

Por qué es buena la energía solar

Seguro que ha oído hablar de la energía solar como una alternativa más sostenible y respetuosa con el medio ambiente que las fuentes de energía tradicionales. Los paneles solares están en auge en Australia, con más de 11 millones de personas y empresas que los utilizan para abastecer sus hogares y negocios. Seguramente también habrás oído el término “energía renovable” en los medios de comunicación y en la televisión. Pero, ¿qué tienen los paneles solares que los convierten en una opción tan popular y ecológica? ¿Es la energía solar renovable? Aquí te lo explicamos todo.

La energía renovable se refiere a la energía que es inagotable o interminable. Esto significa que nunca se agotarán, independientemente de la cantidad que se utilice. Se genera a partir de procesos energéticos naturales como la luz solar, el viento, el agua y la calefacción geotérmica y se repone constantemente. En cambio, las fuentes no renovables, como la energía nuclear y los combustibles fósiles, son finitas. Están hechas por el hombre y utilizan recursos que acabarán por agotarse. Se prevé que nuestros depósitos de petróleo conocidos se agoten en 2052, el gas en 2060 y el carbón en 2088. Estos combustibles fósiles pueden tardar más de un millón de años en formarse, por lo que una vez que se agotan, no pueden reponerse fácilmente.

¿Por qué son buenas las energías renovables?

Los recursos renovables son aquellos que se reponen regularmente mediante procesos naturales que ocurren en el medio ambiente. Por ejemplo, a través de la reproducción, las semillas de un árbol pueden acabar reponiendo un bosque. Los recursos no renovables son aquellos que existen en una cantidad limitada en nuestro planeta, como los minerales. Los combustibles fósiles se clasifican entre los recursos no renovables porque el tiempo necesario para crearlos a partir de materia vegetal en descomposición implica millones de años.

Lee más  ¿Qué diferencia hay entre placas solares monocristalinas y policristalinas?

La energía solar se considera un recurso renovable porque el sol produce constantemente la luz que se utiliza para generar electricidad en un panel solar. La cantidad de luz que incide en una parte concreta del planeta depende de la inclinación de la Tierra, el bamboleo que nos da el verano cuando nuestro hemisferio se inclina hacia el sol y el invierno cuando se aleja.

Las fuentes de energía renovable incluyen el viento, el agua y la luz solar que no crean subproductos que dañen el planeta. Conoce los tipos más comunes de fuentes de energía renovable y compáralos con las fuentes de energía no renovable, perjudiciales para el medio ambiente, como el petróleo.

Renovables

La energía renovable está en auge, ya que la innovación reduce los costes y empieza a cumplir la promesa de un futuro energético limpio. La generación solar y eólica estadounidense está batiendo récords y se está integrando en la red eléctrica nacional sin comprometer la fiabilidad.

Esto significa que las energías renovables están desplazando cada vez más a los combustibles fósiles “sucios” en el sector eléctrico, ofreciendo la ventaja de menores emisiones de carbono y otros tipos de contaminación. Pero no todas las fuentes de energía comercializadas como “renovables” son beneficiosas para el medio ambiente. La biomasa y las grandes presas hidroeléctricas plantean difíciles compensaciones si se tiene en cuenta el impacto en la vida silvestre, el cambio climático y otras cuestiones. Esto es lo que debes saber sobre los diferentes tipos de fuentes de energía renovable y cómo puedes utilizar estas tecnologías emergentes en tu propia casa.

Lee más  ¿Cuánto produce un huerto solar de 1 MW?

La energía renovable, a menudo denominada energía limpia, procede de fuentes o procesos naturales que se reponen constantemente. Por ejemplo, la luz del sol o el viento siguen brillando y soplando, aunque su disponibilidad dependa del tiempo y la meteorología.Aunque a menudo se piensa en las energías renovables como una tecnología nueva, el aprovechamiento de la energía de la naturaleza se ha utilizado durante mucho tiempo para la calefacción, el transporte, la iluminación y mucho más. El viento ha impulsado los barcos para navegar por los mares y los molinos para moler el grano. El sol ha proporcionado calor durante el día y ha ayudado a encender fuegos para que duren hasta la noche. Pero en los últimos 500 años, el ser humano ha recurrido cada vez más a fuentes de energía más baratas y sucias, como el carbón y el gas fraccionado.

Energía renovable

Un recurso renovable es aquel que puede utilizarse repetidamente y no se agota porque se repone de forma natural. Algunos ejemplos de recursos renovables son la energía solar, eólica, hidráulica, geotérmica y la biomasa.

Esencialmente, un recurso renovable es un producto del que hay un suministro infinito. Algunos recursos, a diferencia del sol, el viento o el agua, se consideran renovables aunque haya que dedicar algún tiempo o esfuerzo a su renovación. La mayoría de los metales preciosos también son renovables. Aunque los metales preciosos no se sustituyen de forma natural, pueden reciclarse porque no se destruyen durante su extracción y uso.

A diferencia de los recursos renovables, una vez que un recurso no renovable se agota, no puede recuperarse. Como la población humana sigue creciendo y los recursos finitos son cada vez más escasos, la demanda de recursos renovables aumenta.

Lee más  ¿Cuáles son las desventajas de los paneles solares?

El biocombustible, o la energía fabricada a partir de productos orgánicos renovables, ha cobrado importancia en los últimos años como fuente de energía alternativa a los recursos no renovables como el carbón, el petróleo y el gas natural. Aunque los precios del biocombustible siguen siendo más altos, algunos expertos prevén que, debido a la creciente escasez y a las fuerzas de la oferta y la demanda, los precios de los combustibles fósiles serán cada vez más altos, lo que hará que el precio del biocombustible sea más competitivo.